La enseñanza es planificación, no es improvisación. Esta afirmación debe sustentarse sobre unos criterios de enseñanza. Que enseñar y cuando enseñarlo. El modelo que yo planteo puede ser para muchos correcto, y para otros totalmente inadmisible. Pero yo soy fiel a esta programación.