Las estadísticas tal y como las concebimos en la actualidad no son más que una recopilación de datos, no explican nada de por sí, y simplemente recogen de una forma ordenada aquellos aspectos del juego cuantificables, básicamente de carácter ofensivo, y no prestando demasiada importancia a los aspectos defensivos del juego, únicamente se reflejan las capturas de los Rebotes defensivos, y las perdidas de balón del equipo contra junto a los rebotes defensivos  reflejan, de alguna manera, la eficacia de la defensa.