Técnica de entrenamiento. Algunos principios

En este pequeño artículo, vamos a intentar dar una visión superficial de lo que deben de ser a nuestro entender algunos puntos básicos a considerar por el entrenador a la hora de definir una TECNICA DE ENTRENAMIENTO. 

En nuestro ánimo está el hecho de que pueda servir como una "guía" a aquel que empieza y en ningún caso pretendemos pontificar y ser motivo de controversia con aquel entrenador que tiene su visión propia de lo que debe ser y como debe actuar en un entrenamiento.

De cualquier forma los puntos básicos creemos que pueden ser asumidos por cualquier entrenador, mientras que los apartados, simplemente pretendemos que sirvan de ejemplo y por lo tanto ilustrativos.

 

1ª Evitar la improvisación lo máximo posible, pero saber improvisar.

 

- Conocer el nivel de los jugadores.

- Conocer el número de jugadores disponibles y el material disponible. NO suspender un entrenamiento a pesar de tener pocos jugadores.

- Conocer las características de la instalación y el tiempo disponible.

- Tener claro el/los objetivo/s de la sesión.

Pese a todas estas previsiones, habrá que improvisar... una lesión, una enfermedad, estado anímico, errores del último partido, etc.

 

2º Normas de actuación claras desde el primer momento.

- Puntualidad.

- Atención a la señal; exigir siempre concentración y esfuerzo.

La falta de criterio genera el caos, lo que hoy está mal, mañana no puede estar bien a nivel de criterios de actuación.

 

3º Tener una filosofía y un estilo propios.

 

- Como se entrena se juega, cuidar el ritmo del entrenamiento.

- Las charlas al principio o al final del entrenamiento.

- Si el fallo es individual, no parar el entrenamiento corregir en un aparte, si es colectivo parar y corregir a todos.

- Paciencia y trabajo. Las sílabas de la palabra SUERTE son TRA-BA-JO.

4º Tener una organización de la sesión.

- Calentamiento.

- Técnica individual.

- Táctica individual (1*1)

- Máxima intensidad (contraataque, transición...)

- Táctica (8*0, 5*5 defensa "pasiva")

- Partido simulando situaciones de juego, etc.

Habrá que considerar, el día de la semana, la proximidad de la competición, el periodo de la temporada en el que estamos y todas aquellas variables que afecten al volumen e intensidad del trabajo.

 

5º Metodología de la enseñanza.

 

- Como entrenador no estas para demostrar lo que sabes, sino para sacar rendimiento a lo que tienes (alta competición) o para formar (categorías de base).

- Atender en todo momento al entrenamiento, no entretenerse con otras cosas (un amigo que pasaba por allí, una revista interesante,...)

- Centrar los objetivos. No se puede corregir todo al mismo tiempo, hay que establecer unas prioridades.

- No destruir la iniciativa personal del jugador, hay que fomentarla, puede hacernos falta.

6º Conocer las motivaciones de los jugadores.

 

- De progresión ("ascenso" deportivo, "mejora" económica,...

- De relación social ( ser importante en determinados ambientes, imitación a la moda del momento,...)

- Lúdico (placer de jugar, pasarlo bien con los amigos,...)

Tenemos que crear necesidades, ya que la necesidad satisfecha no motiva y el espíritu del jugador decae.

 

7º Madurez Psicológica.

 

- En categorías de formación tener un trato amistoso, no debe confundirse con ser un amigo o un sustituto de los padres. El entrenador en su sitio y el jugador en el suyo.

- felicitar a quien lo hace bien es mejor que abroncar a quien lo hace mal, a este corregirlo.

- De todos modos, enfadarse con algo mal hecho, no es enfadarse con la persona.

- Crecerse ante las dificultades, olvidar la filosofía "ojaletera": ojalá el arbitro..., ojalá no jugara este..., ojalá hubiera entrado aquel triple,..

Superarse constantemente, estudiar, asistir a "clinics", estar al día.

 

8º Saber estar.

 

- En ocasiones hay que demostrar quien manda, pero no recordarlo a todas horas.

- En los momentos difíciles, estar más con el equipo.

- No culpar nunca a un jugador de una derrota.

- Cuidar la formas, en especial en categorías de formación.

No buscar excusas: si jugamos mal y perdimos, jugamos mal. Hay que entrenar para jugar bien. Pero si jugamos bien y perdimos, eran mejores. Hay que entrenar para ser como ellos.

 

Por Juan Carlos Castro, con lla colaboración de Paco Trigo.. Entrenadores Superiores de Baloncesto.

Artículo publicado en el suplemento deportivo "Bancadas" del periódico "La Voz de Galicia" en la provincia de Lugo.

 

Modificado por última vez en Martes, 13 Agosto 2019 17:17
Más en esta categoría: « Etapas enseñanza - aprendizaje

Artículos relacionados (por etiqueta)